Javier (Booking)

Perfecto. A pesar de estar próximo a la carretera, la calidad de las ventanas aísla perfectamente y la tranquilidad es total. La ubicación es perfecta a unos 2 minutos de la Playa de Lapamán y orientado para ver unos anocheres preciosos. Los anfitriones: un 10 absoluto. Para la entrega de llaves nos dieron todas las facilidades y más. El “kit de supervivencia” y otros detalles disponibles: un puntazo.